Acuerdo para retirar los casetones en la ‘esquina de oro’ del puerto

Acuerdo para retirar los casetones en la ‘esquina de oro’ del puerto
Ha tenido que pasar un año desde la inauguración del centro comercial y de ocio Muelle Uno, junto al paseo de la Farola, para que se regularice el suministro eléctrico de toda la zona portuaria abierta al uso ciudadano.Responsables de Endesa, la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del centro, Unión de Iniciativas Marina de la Farola, mantuvieron en la mañana de ayer un encuentro en el que cerraron la operación para surtir de energía eléctrica a Muelle Uno, con lo que desaparecerán los antiestéticos casetones que, como adelantó este periódico, han permanecido tras las obras del centro comercial en la llamada ‘esquina de oro’ entre el paseo de la Farola y el de los Curas.
El presidente de la Autoridad Portuaria, José Sánchez Maldonado, explicó que en el acuerdo han entrado también responsables de Cruceros Málaga y del proyecto del Museo de Bellas Artes, ya que la acometida para Muelle Uno beneficiará a la estación marítima -que tampoco ha tenido regularizado su suministro eléctrico hasta ahora- y al Palacio de la Aduana. «Esperamos que el tema pueda estar definitivamente resuelto para el primer trimestre del año y que cada usuario tenga su contador», señaló Sánchez Maldonado, quien mostró su satisfacción por haber podido desbloquear una cuestión que ha estado pendiente desde la pasada primavera, cuando finalizaron las obras de urbanización del entorno de Muelle Uno.
Coste económico
La solución ha venido finalmente de la mano de la participación de varios agentes en la financiación del proyecto para traer una línea de media tensión desde la subestación Perchel hasta el puerto. Esa acometida tiene un presupuesto de 1,4 millones de euros que se repartirán los concesionarios de Muelle Uno, el Museo de Bellas Artes y Cruceros Málaga en función potencia de la que haga uso cada uno de ellos.
Igualmente, esta nueva infraestructura eléctrica beneficiará al futuro puerto deportivo de San Andrés, cuyas obras están aún paradas a la espera de que la concesionaria resuelva sus problemas de financiación para un proyecto valorado en unos 24 millones de euros.
La puesta en práctica del acuerdo alcanzado ayer significa que el Puerto dejará de actuar como suministrador de electricidad a Muelle Uno y a la estación de cruceros, lo que disminuirá los costes de energía de los concesionarios de ambos espacios. Y es que la Autoridad Portuaria se ve obligada por ley a repercutirles los costes de mantenimiento junto con los del consumo. Al contratar la energía directamente con Endesa, esos costes disminuirán, adelgazando la factura eléctrica de las tiendas y restaurantes de Muelle Uno.
Para facilitar la operación, el Puerto aporta las canalizaciones subterráneas que posee de forma que la línea eléctrica pueda establecerse por ellas. Será un cable de 20.000 voltios que llegará hasta un centro de transformación existente junto al club de botes.
La permanencia de los citados casetones de electricidad en la ‘esquina de oro’ portuaria ha generado en los últimos meses no pocas críticas de ciudadanos y responsables políticos, que han demandado en varias ocasiones su desmantelamiento.
Fuente: DiarioSur.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *