Centros comerciales situados fuera del centro solicitan la libertad horaria

Las áreas comerciales Plaza Mayor, Ikea, Centro Comercial Rosaleda y otros pequeños establecimientos aledaños han trasladado al Ayuntamiento de Málaga su deseo de formar parte de la denominada Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) y así beneficiarse de la libertad horaria durante todo el año, según quedó fijado por el Gobierno central en el Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.

El equipo de gobierno municipal diseñó el pasado mes de noviembre una propuesta de mapa comercial que incluía otros cinco centros comerciales ubicados en la zona centro de la capital como son Málaga Plaza, El Corte Inglés, Larios Centro, Muelle 1 y Vialia además de 1.200 pequeñas tiendas.

La delegada municipal de Promoción Empresarial, Esther Molina, afirmó que el Consistorio ya ha remitido toda la documentación pertinente a la Consejería de Comercio de la Junta de Andalucía, administración competente en esta materia, que debe resolver ahora el asunto aprobando o descartando laos planteamientos municipales. Concretamente será el Consejo Andaluz del Comercio quien debe pronunciarse al respecto antes del próximo 15 de enero.

Molina concretó que la documentación que el Ayuntamiento de Málaga ha enviado “es el expediente completo de la zona centro” sin contar con estos otros centros comerciales que acaban de solicitar su inclusión en al ZGAT pese a estar ubicados en oros barrios de la ciudad. Molina, que no concretó si el documento prevé la inclusión de las nuevas demandas comerciales, tampoco descartó esa posibilidad en un futuro.

Según la delegada de Promoción Empresarial, “la propuesta del Consistorio es prudente y objetiva y lo que pretende es fomentar el turismo de consumo en Málaga”. Así agregó que el Ayuntamiento también remitirá al Consejo Andaluz del Comercio el apoyo de los colectivos y asociaciones implicados, así como un informe detallado de los beneficios que aportaría a los comerciantes la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística.

Según Molina, se trataría de un incremento del 5% en el volumen de ventas y, al menos, 1.700 nuevos puestos de trabajo. Asimismo, destacó que la ZGAT facilitará “la compra sosegada, sin prisas, permitiendo que seamos más conscientes de lo que compramos. Consumimos exactamente igual pero con mayores garantías”, sentenció.

Por su parte, la Junta de Andalucía mantiene su postura contraria a la aplicación de este decreto en la capital y su delegado en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, recordó que contra dicho decreto hay interpuesto un recurso de inconstitucionalidad al considerar que la liberalización de horarios comerciales supondrá un nuevo obstáculo para el pequeño y mediano comercio.

En ese sentido, Ruiz Espejo anunció que el Gobierno andaluz resolverá el planteamiento municipal “aplicando la norma con un criterio receptivo. La propuesta que se ha elevado desde la propia delegación territorial puede que esté esta misma semana o la que viene”, según avanzó.

Fuente: ElMundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *