El Ayuntamiento propone una gran zona turística con libertad horaria y de apertura

El Ayuntamiento propone una gran zona turística con libertad horaria y de apertura

El Ayuntamiento de Málaga ha aprobado este viernes, en la Junta de Gobierno Local, la propuesta de establecer en la ciudad una Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) donde los comercios dispondrán de libertad horaria y de apertura, que trasladará a la Junta de Andalucía. De esta forma, el Consistorio sigue las directrices marcadas por el Real Decreto-Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad. El alcalde, Francisco de la Torre, junto a la delegada de Promoción Empresarial y Empleo, Esther Molina, ha afirmado que confía en obtener el apoyo de la Administración autonómica para aprobar rápidamente la ZGAT y dar así al comercio malagueño, tal como éste reclama al Consistorio, la oportunidad de abrir todos los días en diciembre y enero para aprovechar al máximo la campaña de Navidad, la más importante del año.

Málaga es una de las 14 ciudades españolas seleccionadas para aplicar las medidas de fomento de la competitividad dentro de las reformas estructurales impulsadas por el Gobierno. Las restantes son Alicante, Barcelona, Bilbao, Cartagena, Córdoba, Granada, Las Palmas, Madrid, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

Los datos tenidos en cuenta para incluir a Málaga son sus habitantes a 1 de enero de 2011 (568.030), las pernoctaciones hoteleras durante 2011 (1.740.028) y los pasajeros de cruceros turísticos a lo largo de ese mismo año (638.845).

De la Torre ha explicado en rueda de prensa que el Real Decreto-Ley obliga a las ciudades con más de 200.000 habitantes, que superen 1.000.000 de pernoctaciones y estén por encima de 400.000 cruceristas, a crear una ZGAT que incluya todo el término municipal o un área del mismo en la que se den alguna de las siguientes circunstancias.

Concentración de alojamientos turísticos o segundas residencias, presencia de bienes de interés cultural, cercanía de puntos fronterizos, celebración de grandes acontecimientos culturales o deportivos, proximidad a puertos donde operen cruceros y calles cuyo principal atractivo sea el turismo de compras, son algunas de estas circunstancias. Málaga, ha subrayado De la Torre, cumple todos estos requisitos.

La propuesta del Ayuntamiento de Málaga, planteada con los criterios objetivos que recoge el Real Decreto-Ley, delimita como ZGAT la zona comprendida entre La Malagueta al Este (hasta calle Gutenberg), Armengual de la Mota y avenida de la Aurora al Oeste (hasta la calle Héroe de Sostoa), las calles Mármoles, Carretería y Victoria al Norte y Muelle Heredia y puerto al Sur.

Por tanto, este plan incluye más de 1.200 comercios y cinco grandes superficies. La pretensión es crear un centro comercial abierto que atraiga el turismo de compras; beneficiar a todos los establecimientos, con independencia de su tamaño, de la afluencia de nueva clientela; aumentar la productividad y la eficiencia en la distribución minorista; incrementar la competencia y con ello mejorar los precios; y, sobre todo, ampliar las posibilidades de compra del consumidor malagueño, lo que redundará en la conciliación de vida familiar y laboral de los ciudadanos.

De la Torre ha hecho hincapié en que la delimitación de la ZGAT es fruto del consenso entre el Ayuntamiento y los principales agentes implicados, con los que el equipo de Promoción Empresarial y Empleo ha mantenido reuniones. Entre otros, asociaciones de consumidores, empresarios autónomos, Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma) y Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos).

También ha explicado que, además de apuntalar la oferta de la ciudad sumando el turismo de compras a las playas, los museos o los restaurantes, esta medida tiene como principal objetivo la creación de empleo para superar la crisis.

El primer edil ha afirmado que la libertad de horarios y aperturas será positiva para los establecimientos más pequeños si éstos están dispuestos a competir, y ha animado a los comerciantes reticentes a seguir el ejemplo de las tiendas en ciudades como Madrid, donde al principio sólo se acogían a la ampliación de horario las grandes superficies y ahora lo hacen también, aprovechando que los establecimientos de mayor tamaño ejercen de locomotora, quienes disponen de menos espacio.

Como la peatonalización para atender a cruceristas

En este sentido, De la Torre ha comparado el establecimiento de la ZGAT con la peatonalización del centro histórico: los comerciantes que al principio rechazaban el cierre al tráfico de ciertas calles han acabado entendiendo el gran beneficio que supone y lo han rentabilizado.

Asimismo, el alcalde ha recordado las continuas quejas, entre ellas las de Málagaport, planteadas durante años por el hecho de que los cruceristas llegados a la ciudad en días festivos se encuentran las persianas bajadas y no tienen dónde hacer compras, una falta de atención que no les invita precisamente a regresar.

De la Torre ha afirmado que delimitar una ZGAT también permitirá a la ciudad de Málaga acabar con una desventaja competitiva respecto a municipios costeros que ya disfrutaban de libertad de horario comercial y de apertura; sólo en la provincia de Málaga, Benalmádena, Estepona, Fuengirola, Manilva, Marbella, Mijas, Nerja, Rincón de la Victoria, Torremolinos y Torrox. En Andalucía hay 28 ZGAT, y en toda España son 547, ninguna de las cuales ha dado marcha atrás.

El regidor ha subrayado que no se obliga a nadie a abrir, pero quien quiera estará en el derecho de hacerlo. Asimismo, ha indicado que tres cuartas partes de los consumidores son partidarios de la libertad de horarios (según una reciente encuesta de la OCU) y que la cada vez mayor competencia del comercio ‘online’ impone flexibilidad al comercio tradicional.

España, ha agregado, ha sido uno de los países más restrictivos en materia de horarios comerciales. En definitiva, las medidas incluidas en el Real Decreto-Ley pretenden reforzar la competencia en el sector de la distribución minorista mediante un incremento de la liberalización de horarios y de apertura comercial en domingos y festivos, tal como han recomendado de forma reiterada organismos internacionales, entre ellos el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Por su parte, Molina ha anunciado la próxima puesta en marcha de una campaña de promoción de ‘Málaga Shopping City’ para reforzar la imagen del pequeño y mediano comercio de la ciudad abierta a la participación de todas las empresas y autónomos que quieran sumarse.

Fuente: ElMundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *