El correcto etiquetado en el comercio y la industria

Históricamente, los comercios al menor o la industria sólo utilizaban la etiqueta como mera oferta informativa de los precios de los productos o ciertas características de los mismos. En los últimos años ésto ha evolucionado mucho debido a diferentes motivos, en unos casos por mejora de la imagen/presentación del producto hacia el cliente o advertencias al usuario, en otros para ampliar la información que ofrece el objeto y, por último, para adaptarse a la normativa legal que, cada vez es más exigente, especialmente, en lo que respecta a la información que recibe el consumidor.

Vamos a identificar algunos los tipos de etiquetado más comunes.

Etiqueta básica con código de barras. Atiende a la necesidad en el comercio de venta en mostrador o almacenes de productos envasados o empaquetados (alimentación, moda, ferretería, especializado, etc), así como algunos entornos industriales, de utilizar el código de barras para identificar el artículo y poder garantizar la seguridad en la venta y su control tanto a nivel estadístico, como de gestión de almacén. Dicho tipo de etiquetado suele contener la información básica de identificación del artículo (nombre, familia y código de barras), siendo preimpreso, normalmente, por el propio fabricante. En los casos en que el ítem no viene preetiquetado, se debe realizar en el comercio, mediante un programa generador de etiquetas y la impresora adecuada a los requerimientos de cada cliente.

Etiqueta de Estante, Estantería o Balda. El soporte para estantería se comenzó a utilizar de forma masiva en las grandes tiendas de alimentación, así como en los almacenes mayoristas o de distribución. Este tipo de etiquetado permite cumplir dos funcionalidades, principalmente: informar al consumidor/usuario de forma clara de ciertas características del artículo, su nombre, precio, precio por kilo, etc. y evitar tener que etiquetar cada unidad de artículo recibido, por lo que, ante un cambio de precio o cualquier otra información, sólo hay que imprimir un soporte por ítem (antiguamente había que reetiquetar cada unidad).

Etiqueta específica para aplicaciones especiales. Existen sectores en los que el etiquetado se utiliza para atender necesidades especiales y, debido a la evolución del software y los sistemas de etiquetado, se puede hacer, prácticamente, cualquier cosa. Este tipo de demanda la podemos encontrar en el comercio del congelado (donde la etiqueta ha de ser de un material especial, que debe soportar humedad y no despegarse ni borrarse) también, aunque por diferentes motivos, en el mundo de la joyería/ bisutería (en este caso, la etiqueta tendrá una forma especial para los anillos y piezas pequeñas, además de poder soportar intacta la limpieza de las piezas con productos químicos). El sector hospitalario es de los más demandantes de etiquetado porque, además de servir para medicamentos, analíticas o productos, también se utiliza en personas, con todas las precauciones que esto debe conllevar. Existen muchos más ejemplos de etiquetado especial, especialmente en el mundo industrial.

Etiquetas Industriales o Alimenticias por requerimientos legales. Cada día la normativa legal es más estricta, especialmente en todo lo que pueda suponer proteger la seguridad, salud o integridad de los consumidores y usuarios de productos o herramientas. Todo ello implica que el etiquetado pase a ocupar un lugar prioritario en el momento de plantearse que un producto alimenticio o una herramienta o juguete salga al mercado. El etiquetado nos va a permitir desde mostrar la información para el control y seguimiento de la trazabilidad, lote, caducidad, envasado, etc, así como, nos podrá avisar de un modo claro y explícito de las precauciones que hemos de tomar a la hora de utilizar una herramienta, por parte de un profesional, o bien un juguete, por parte de un niño.

En definitiva, el etiquetado ha pasado de ser un complemento básico informativo de precios o poco más, a ocupar un espacio imprescindible en la información al cliente en el espacio comercial y al usuario en el industrial.

Ubaldo Bartolomé
Ingeniero en Diseño Industrial
Grado Superior en Informática de Sistemas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *