El Puerto facilitará que los cruceristas paren en Muelle Uno

El Puerto facilitará que los cruceristas paren en Muelle Uno

La carta de deseos que en las últimas semanas ha entregado la promotora del centro comercial del puerto de Málaga, Muelle Uno, al nuevo presidente de la Autoridad Portuaria, José Sánchez Maldonado, empieza a tener respuestas positivas. Ante el delicado momento económico que presenta el espacio comercial, que acaba de cumplir su primer año de funcionamiento, el Puerto ha aceptado una de sus primeras demandas y facilitará la ordenación de tráfico interna para que los autobuses que trasladan a los miles de cruceristas que semanalmente llegan a la urbe tengan en la bautizada como nueva calle Larios un punto de parada.

Esta maniobra busca incrementar el flujo de visitantes de Muelle Uno, lastrado por la crisis económica, en especial en la sección destinada a tiendas de moda. “Tenemos resuelto y estudiado que los cruceristas puedan parar en Muelle Uno; le hemos buscado una solución en la ordenación de tráfico interior”, explicaron a Málaga Hoy responsables de la Autoridad Portuaria, que precisaron que la intención es organizar un espacio en la esquina de los muelles 1 y 2.

La reacción del Puerto ante la petición de Unión de Iniciativas Marina de la Farola supone un paso más respecto a la posición que este mismo ente había tenido hasta la fecha respecto al movimiento de autobuses por el espacio portuario. Para poder avanzar en este sentido, las fuentes consultadas aludieron a la necesidad de aumentar el control mediante cámaras y autorizaciones, sobre estos movimientos, de tal modo que “a partir de una hora concreta esos autobuses puedan pasar por la zona y que el punto de encuentro pueda ser la Plaza de la Marina y la esquina de oro“.

Una vez analizadas las alternativas, la Autoridad Portuaria espera poner en marcha la solución con carácter inmediato. ¿Cuándo? “Este mismo mes lo pondremos en marcha, en unos quince días”, apuntaron desde el organismo, que señalaron la existencia de conversaciones con los touroperadores para que esos autobuses paren en el centro comercial.

El planteamiento coincide con la idea que manejan en el área de Movilidad del Ayuntamiento. Su concejal, Raúl López, valora esta posibilidad y apunta que al margen de los buses de touroperadores, no habría problemas en que ese mismo recorrido por el interior del muelle lo haga el autobús lanzadera dispuesto por la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) para enlazar la estación marítima del dique de Levante con el Paseo del Parque. “Cabe incluso la opción de meter dos movimientos, uno que siga yendo al Paseo del Parque y otro que vaya por el puerto hasta la Plaza de la Marina, con parada en Muelle Uno”, expuso.

Las medidas ahora planteadas se ponen sobre la mesa tras hacerse público el lastre que presentan las cuentas de Muelle Uno. “Lo que está claro es que algo necesitan”, indicaron desde la Autoridad Portuaria, que ha optado por crear un grupo de trabajo junto a los promotores de la iniciativa empresarial para buscar alternativas que permitan aliviar la delicada situación económica en la que se encuentran. Junto a la vía de aumento de flujo de visitantes, otra opción asumida por Sánchez Maldonado es la de admitir un aplazamiento de parte del canon anual que deben abonar los promotores al Puerto y que asciende a unos 800.000 euros.

A estas dos ideas hay que sumar la insistencia de los empresarios por disponer en Muelle Uno de un establecimiento que haga las veces de lo que en el argot comercial se denomina locomotora. Es decir, un uso que por sí solo sea elemento de atracción suficiente para dar vida al centro. Un papel que dieron a la instalación de un supermercado, propuesta que se topó con la negativa del Puerto, rechazo que, de momento, mantiene intacto el actual presidente.

El avance en la posición del Puerto respecto al paso de los autobuses coincide en el tiempo con el acuerdo alcanzado por los promotores de Muelle Uno y los responsables del Puerto, Ayuntamiento y Endesa para solucionar el problema de suministro eléctrico del centro comercial. El mismo permanece aún hoy, algo más de un año después de su apertura, con una alimentación irregular, dado que el generador del que se nutren los locales y restaurantes era el previsto durante las obras de construcción. Tras el acuerdo, la previsión es que a lo largo del primer trimestre de 2013 el escollo se haya solventado, aunque para ello se requiere una inversión de 1,4 millones de euros. Es el dinero preciso para ejecutar la infraestructura necesaria que permita a Muelle Uno recibir electricidad de la subestación de El Perchel.

Fuente: MalagaHoy.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *