Los chiringuitos malagueños cuentan ya con cartas en ruso

Los chiringuitos malagueños cuentan ya con cartas en ruso
Espetos o paella ya se leen en ruso en numerosos chiringuitos de la Costa del Sol, que se han lanzado a adaptar sus negocios a unos clientes que cada vez son más frecuentes y que se prolijan en el gasto durante sus estancias. El presidente de la Asociación de Empresarios de Playas de la Costa del Sol, Manuel Villafaina, señaló que el sector ha hecho una apuesta firme por la conquista del turismo ruso, que encuentra en el destino malagueño las motivaciones principales por las que viajan.
Villafaina dijo que en los chiringuitos se ha iniciado la adaptación para atraer y fidelizar a estos turistas y que el primer paso que se ha dado ha sido traducir las cartas.
Mercado en auge
«Son muchos los chiringuitos que están trabajando en este asunto porque son conscientes de que es un cliente en auge y de gran interés. Agradecen mucho el buen trato y la amabilidad del servicio y son generosos en sus gastos», declaró Manuel Villafaina. De hecho, el último informe realizado por el Patronato de Turismo, para el diseño del primer plan estratégico de promoción de la Costa en Rusia que fue presentado días atrás, recoge que los principales touroperadores rusos que trabajan con el mercado español apuntan que la clase media creciente es muy prometedora, con un perfil de gasto alto, muy consumista y que prefiere hoteles de cuatro estrellas. También precisan que son exigentes con la oferta porque comienzan a ser turistas expertos.
El perfil del viajero ruso que llega a los destinos españoles responde al de una persona de entre 25 y 45 años, procedente de Moscú o de San Petersbrugo, con alto poder adquisitivo. Suele estar casado, con un hijo y muestra un gran interés por el turismo cultural y la gastronomía, pero lo que principalmente les motiva es el sol y la playa. Los viajes tienen una duración media de diez días y gestionan sus vacaciones a través de las agencia para adquirir el paquete turístico y gestionar el visado.
El turismo ruso crece en los ocho primeros meses del año un 48% y lo hace sobre un incremento del 50% con que se cerró 2011. La agilización de visados está favoreciendo estos crecimientos tan fuertes. Ante ello, el Patronato prevé realizar acciones promocionales en Rusia casi todos los meses desde ahora y hasta junio. Paralelamente, los empresarios mueven fichas en sus negocios para no perder este tren.
Fuente: DiarioSur.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *