Los comercios prevén un otoño negro con el IVA y la liberalización de horarios

Los comercios prevén un otoño negro con el IVA y la liberalización de horarios

Fuente: LaOpinióndeMálaga.es

Las rebajas de verano se han cerrado con el peor resultado en los últimos 20 años, según datos facilitados por la Federación de Comercio de Málaga (Fecoma), que cifra la facturación de los comercios de la provincia en 42 millones de euros, tres menos que en 2011 (una bajada del 6,6%), y las perspectivas no son nada halagüeñas para el otoño, donde se espera que la subida del IVA y la libertad de horarios comerciales perjudiquen a las pequeñas y medianas empresas.

El balance del periodo de rebajas conllevan el malestar de los comerciantes, de los que el 52% piensa que las ventas han sido malas o muy malas. El motivo es que «la gente gasta menos porque no hay dinero», argumenta el presidente de Fecoma, Enrique Gil. Una opinión que respalda con el gasto medio de los ciudadanos. El 27% de los compradores gastó entre 30 y 50 euros; el 40% entre 50 y 70 y el 17,5% de los consumidores entre 70 y 90 euros. Sólo un 15% invirtió más de 90 euros.

La mayoría de los productos han tenido una rebaja de hasta un 20%, mientras que el 37,5 por ciento de los comerciantes aplicaron descuentos de entre un 20 y un 50%. En cuanto al tipo de artículos vendidos, los textiles y el calzado acapararon el mercado con un 75% de las ventas. El otros 25% corresponde a diferentes sectores, destacando los electrodomésticos y las nuevas tecnologías.

Además, estos datos pueden producir el cierre de tiendas porque «el pequeño y mediano comercio ha sido un sector de refugio en otras épocas», afirma Enrique Gil, pero la tendencia está cambiando y las ventas han caído sin control. «Ahora, la media de duración de los comercios que abren es de 6 meses y es porque no hay ventas», sentencia Gil.

Otoño negro. Pero las previsiones no mejoran de cara al otoño. A la subida del IVA, que será efectiva mañana, hay que sumarle la liberalización de horarios comerciales en zonas turísticas, que permite abrir domingos y festivos, y la posibilidad de aplicar precios rebajados en cualquier mes del año. Unas aplicaciones por parte del Gobierno central que beneficiarán a los «grandes comercios», piensa el presidente de Fecoma.

«El aumento del IVA supone que ese gasto, que iba a existir, en vez de destinarse al consumo se destine a la recaudación de impuestos. Habría que calcular cuánto dinero supone», lamenta Gil. Para paliar los efectos de la subida, desde Fecoma recomiendan «el acopio de materiales para que se alargue en el tiempo la aplicación de ese margen en el IVA», y reconocen que el efecto dependerá de la capacidad de almacenaje de las tiendas, que «en el mejor de los casos será de 3 o 4 meses». Además, añade que según el sector tendrán que soportar hasta una subida de 13 puntos, como es el caso de las peluquerías.

La ampliación de los horarios comerciales y la posibilidad de rebajar precios en cualquier momento tampoco son vistas como un cambio positivo por Fecoma y su presidente afirma que beneficiarán «a las grandes superficies». Enrique Gil recuerda que las pequeñas y medianas empresas tienen libertad de horarios desde el año 2000, cuando «el Gobierno de Aznar lo aprobó» y reconoce que no se abre «porque no es rentable». Los beneficios de apertura de un festivo no compensan «el costo de explotación» ni los sueldos de los trabajadores, que en estos días «cobran tres veces el salario normal». Además, las compras que se realicen los domingos no serán un añadido, sino que se restarán de las que se realizan el resto de la semana en los pequeños comercios.

Mientras, las rebajas eran contempladas como la posibilidad para que los clientes comprasen a menor precio y las tiendas renovasen el estocaje. «Ahora cualquier gran superficie podrá comprar productos para ponerlos en rebajas», remarca Enrique Gil, una posibilidad que no la tendrán las pymes, con menos liquidez.

Fecoma propone a la Junta crear la figura del personal shopper para captar clientes. Como primera toma de contacto ayer se reunieron los comerciantes de Fecoma con el delegado de Comercio de la Junta en Málaga, Manuel García Peláez, al que expusieron sus preocupaciones. Para Enrique Gil fue una reunión «muy positiva» y cree que tendrán «colaboración plena» por parte del nuevo delegado.

Entre los temas tratados se habló de la subida del IVA, la liberalización de los horarios y los intereses creados por parte de las grandes empresas. En las próximas semanas habrán más reuniones y, entre otros asuntos, desde Fecoma propondrán a la Delegación la financiación de la inserción de la figura del personal shopper que, además de crear nuevos puestos de trabajo, ayudaría a los comerciantes «en materia de legislación», además de ayudar a captar clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *