Diferencias entre TPV Flash o TPV PC ¿Cúal es mejor?

¿Qué diferencia hay entre TPV Flash o TPV con tecnología PC? ¿Cuál nos va a dar mejor resultado?

Cuando utilizamos el concepto TPV, acrónimo de Terminal Punto de Venta, (POS, Point of Sale en inglés) estamos haciendo alusión a un equipo informático específicamente diseñado para trabajar en un entorno comercial, normalmente, muy extendidos en hostelería, hostelería y comercios en general. Al igual que todos los Smartphones, Automóviles o Electrodomésticos no son iguales, tiene sentido pensar que tampoco los TPVs son iguales, existiendo muchas marcas, calidades, y, por supuesto, un amplio rango de precios, directamente proporcionales a la calidad de dichos equipos. Podemos distinguir, al menos, 2 tecnologías diferentes entre los Terminales Punto de Venta: Los terminales Flash (Flash, iFlash o iPOS) y los terminales PC. Los TPVs Flash son una evolución de la registradora tradicional, a la pantalla táctil, ofreciendo, actualmente, todas y más prestaciones que pueden ofrecer los equipos PC con software. Normalmente, los equipos flash no utilizan (ni necesitan) Windows para ejecutar sus programas, y toda su información (incluido el programa que se ejecuta) se almacena en un firmware, una Rom o EEProm, junto con Ram Flash o dispositivos SSD, es decir, en un conjunto de chips, con tecnología SMS, o memoria sólida que, normalmente, están soldados a la placa principal del equipo o, en otros casos, a pesar de no ir soldado a placa, utilizan un disco sólido.

Tampoco utilizan ventiladores para refrigerar su microprocesador o su fuente de alimentación, dado que estos equipos trabajan con una temperatura muy baja y nunca superan el umbral que necesita un ventilador para forzar su refrigeración, garantizando su bajo mantenimiento y consumo. El TPV con tecnología PC, es una evolución del PC tradicional, utilizando un S.O. (normalmente Windows) con sus ventajas, pero también inconvenientes, incorporando un monitor táctil y un sistema de almacenamiento tradicional, como es el disco duro (aunque algunos utilizan los discos sólidos SSD) y, como es natural, se le instala un programa para realizar sus funciones de TPV adaptadas al tipo de negocio donde se instala; si es un verdadero TPV, el conjunto va integrado en un solo aparato ofreciendo un aspecto compacto y más longevo que una torre PC normal. Comparando tecnologías, la tecnología flash, por definición, es más longeva, no requiere un mantenimiento de hardware, ventiladores, discos duros, etc, y garantiza siempre una velocidad de trabajo y prestaciones constantes, ya que, el almacenamiento y crecimiento de la información en su histórico no afecta, por diseño electro-informático, prácticamente, a su velocidad de trabajo.

Si bien es cierto que el software que se ejecuta en un TPV PC hace algunos años solía ser más completo, actualmente, la evolución de las técnicas de desarrollo de software para sistemas embebed como los TPVs Flash nos ofrece las mismas o mejores prestaciones que un software ejecutable en PC. (No tenemos más que ver las capacidades de cualquier smartphone tipo Android o iPhone). Si a ésto sumamos los desarrollos de rutinas avanzadas que han realizado marcas como Uniwell con su tecnología iPos iFlash, observamos como converge la calidad de los TPVs Flash con las prestaciones más avanzadas del software más potente. En cualquier caso, al igual que no todos los coches diesel son lentos ni todos los gasolina gastan mucho, tampoco todos los TPVs flash son buenos ni todos los TPV PC son de calidad relativa.

En definitiva, la tecnología Flash nos garantiza una mayor longevidad, altas prestaciones, velocidad continua durante toda la vida del equipo, estabilidad durante el trabajo, etc, que, está asegurado en modelos de calidad contrastada, como pueden ofrecer las marcas Uniwell o Elco Data; esto implica, normalmente un desembolso algo más alto, pero con una mayor garantía de amortización de la inversión. Si, de lo contrario, nuestra intención es que dicha inversión sea algo más liviana, nuestra recomendación es comprar un TPV con tecnología PC, pero de marcas que garantizan su calidad fabricando sus equipos bajo normas de certificación internacionales (ISO 9001, 9002, 14001, …), como pueden ser Panasonic, la gama PC de Elco Data o la gama PC de Uniwell, entre otras.

Ubaldo Bartolomé

Ingeniero en Diseño Industrial

Grado Superior en Informática de Sistemas

Master MBA Exec. Administración y Dirección de Empresas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *